Organizar una boda: sobreviviendo al estrés

¿Cuánto se tarda en organizar una boda? ¿Varios meses, un año, dos años?…

Hay tantas respuestas como parejas (y presupuestos).

Nosotros decidimos casarnos a principios de Septiembre de 2014 y lo hicimos algo más de un año después, el 26 de Septiembre de 2015. Los preparativos ‘de verdad’ empezaron a comienzos de 2015, una vez anunciamos ‘la buena nueva’ a familia y amigos durante esa Navidad.

Tardamos unos nueve meses en organizar la boda que queríamos. Habrá quienes necesiten mucho más y a quienes les baste con menos tiempo, sobre todo si cuentan con el apoyo de su entorno para sacarlo todo adelante. En este post y siguientes podéis recordar toooodos los trámites para celebrar una boda civil si estáis viviendo en Madrid.

Foto by Lovely Wedding Films

Una instantánea del vídeo de la pre-boda

Una boda es un acontecimiento deseado, esperado y alegre, pero que está rodeado de un nivel de estrés comparable a una mudanza que además se prolonga varios meses.

Es un gran proyecto y como tal necesita de un buen equipo para salir adelante, empezando por los novios.

Vais a querer estrangularos un par de veces y hay que ser conscientes de que esas situaciones van a tener lugar: ¿podréis vivirlas con cierta normalidad y, lo que es más importante, superarlas?

Si vuestra relación no está en su mejor momento, no os metáis en el apasionante y retorcido jardín de organizar una boda.

No sobreviviréis.

En las relaciones no debe haber prisa, ni plazos, ni es obligatorio montar un casamiento de película porque así lo han hecho esos dos o porque es lo que toca, que es la peor razón de la Historia para hacer NADA, NUNCA.

Ante todo, debéis sentiros cómodos dando el paso: imaginándoos haciéndolo y analizad lo que os hace sentir. Si no lo veis claro, no pasa nada. No cedáis a ninguna presión de grupo, ni de familiares, ni amigos. It’s not their business.

Nosotros fuimos nuestros propios wedding-planners y estamos muy satisfechos de cómo salió todo, pero si en algún punto la situación os supera, no dudéis en preguntar a quienes se dedican al ‘mundo boda‘: los responsables del cátering, del sitio donde celebraréis la boda y el banquete, quienes os van a vestir, el fotógrafo, el DJ o la orquesta… Son profesionales y podrán resolver todas las dudas que os surjan y sí, os surgirán unas cuantas.

¿Estáis decididos a casaros? Disfrutad del camino hasta el día D y cuando llegue la fecha, exprimidla.

No recordaréis casi nada de la boda hasta que no veáis las fotos o el vídeo.

Seguro que os lo han dicho y no lo habéis creído, pero es verdad. Ese día no se para el tiempo; pasa más deprisa. Cuando miréis el reloj a deshora y veáis irse a los últimos invitados supervivientes, pensaréis “¿ya está, ya se acaba?”… No pasa nada. En realidad es sólo el principio; es la primera gran victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *